31 de agosto de 2017

Personal | Un año después...


¡Hola a todos! soy Rei y, un año después, vuelvo a escribir por aquí. ¿Cómo han estado? No tengo idea de cómo redactar esta entrada. Sólo puedo decir que he vuelto a escribir aquí porque me hacía falta. También me hacía falta saber qué ha sido en la vida de aquellas personitas a las que les guardo cariño pero, noté que varios blogs que solía leer ahora también permanecen inactivos.
Puedo entenderlo.

En cuanto a mí, dejé de escribir cuando comenzaron a pasar un montón de cosas en mi vida. ¡Fueron bastantes para un año! Pienso que ahora me siento un poco más estable para continuar con este proyecto y sobrellevar mi vida de algún modo.
Ahora he terminado la carrera, tengo un trabajo y estoy elaborando mi tesis (¿lo estoy haciendo? lol). Definitivamente no soy la misma Rei que comenzó a escribir en 2014 y se mantuvo constante por un rato. Me siento diferente y, a decir verdad, no sé si sea para bien o para mal. Esos conceptos implican cosas tan complejas, intento no utilizarlos a menudo (ew).

En este año he continuado leyendo, conociendo lugares y viendo cosas bonitas. ¡Me hubiera gustado compartir todo acá! pero no lo hice. La razón es que quería mantenerme alejada de todo por un rato, no era mi mejor versión en aquel momento. Dejé de utilizar algunas redes sociales por un tiempo, en el proceso incluso bloqueé a algunas personas para que dejaran de seguirme (lol) y evitarles todo mi drama y mala onda porque sí, no era el mejor momento. Obviamente esa acción inmadura y estúpida salió contraproducente y ya perdí contacto con al menos dos personas por las que sentía cierto afecto y admiración. Retrocediendo, fue algo estúpido. Hubiera bastado con desaparecer por un rato y ya. Sin embargo, en ese momento, quería descargar todo el odio que sentía, quería desahogarme y no afectar a nadie con ello. ¿Esto tiene sentido alguno?

Hoy día tampoco soy tan activa en ningún lado. Permanecí meses sin procrastinar por Internet y sólo encendía mi computadora cuando tenía que hacer algo de la Universidad. El celular sólo lo utilizaba para comunicarme con algunas personas, a veces un poco de tumblr y ver vídeos en Youtube, já. 
He de confesar que fueron buenos meses. Esa sensación de no depender tanto de Internet, ya saben. Es un tema que siempre me preocupó, las horas que pasé en línea desde que estaba en la primaria y hasta hoy. Consideremos que es irónico que me encuentre escribiendo sobre ello pero, a la par, ésto es un ejercicio para hilar mis ideas.

Finalmente, inicié sesión y ¡oh, sorpresa! El sitio de alojamiento de imágenes que solía utilizar, decidió que necesita renumerar su servicio y todas las imágenes que vinculé a este blog ahora habían sido reemplazadas por un banner alegando que era necesario pagar y blabla. Eso me desmotivó y durante un par de días me dediqué a migrar de hosting todas esas imágenes, actualizar el contenido de los posts, revisar links caídos y demás. Fue agobiante. 
Como resultado, cambié el diseño del blog que nos acompañó desde el inicio. Ahora dejé algo súper sencillo y limpio, me gusta. Al menos permanecerá así por un rato, en esta etapa donde intentaré ser coherente y más constante. ¡A propósito! Durante la ausencia pensé en cambiar el nombre (y consecuentemente la url) de este sitio. Ahora será "Commovere" (To move violently; displace) como un amigable recordatorio a mi persona y lo que ésto significa para mí.

¡Saludos a todos! Próximamente me daré una vuelta para pasar a saludar. Y como siempre, gracias por leer~.

2 comentarios:

Dami. dijo...

no importa si tenemos hiatus largos y complejos, lo importante es volver ;u;
bienvenida otra vez

Catalina Paz dijo...

Antes de crearme un blog, siempre entraba a leerte de forma anónima, nunca comenté ni nada, solo te leía en silencio haha porque me gusta lo que compartes, y ahora por casualidad estaba leyendo una entrada viejísima de otra blogger y te encontré entre los comentarios y fui feliz porque volví a encontrarte!! muchos cariños y abrazos<3 espero que todo te esté yendo bien!